martes, 27 de julio de 2010

,
 

He de admitir que vi el video del making off antes de ver el corto y no me atrajo. Una vez visto (emitido en cines antes de Toy Story 3) me ha gustado; pero me ha dejado con un sabor agridulce. El corto en si es muy original (combinar el 2d y el 3d), pero me quedé con ganas de ver la animación 3d de detrás de los personajes a toda pantalla (y más sabiendo todo el trabajo que lleva).  Aunque me pregunto: Si ambos personajes fueran también en 3d... ¿habría quedado bien? 

1 comentarios :

  1. La primera impresión que me transmitió éste trabajo fue la originalidad de cómo han podido combinar ambos estilos, 2d y 3d, combinando también los estilos propios de cada uno, como por ejemplo la expresividad tan marcada de los personajes en 2d, especialmente la facial, algo que en 3d no se aprecia tanto.

    Pero también estoy de acuerdo contigo,el color negro y el intento de centrar la atención en los movimientos tan rápidos de ambos personajes no deja apreciar el costoso trabajo que hay detrás en cuanto a modelado, rigging, animación y demás procesos que conlleva el trabajo de 3d.

    En mi humilde opinión, como espectadora no muy documentada en 3d me ha transmitido la importancia del 2d que tanto nos ha entretenido,y sigue entreteniendo a muchas generaciones, y que no debemos dejarlo de lado, ni mucho menos substituirlo por las nuevas tecnologías, ya que todo es compatible.

    ResponderEliminar