viernes, 23 de julio de 2010

,

Hace justo cinco meses (23 de Febrero), un día como hoy, emprendí mi primer proyecto con el 3d Studio Max: hacer una casa, con su puerta, su tejado y un arbolito para el exterior. Hasta ese momento había abierto el max en tres ocasiones contadas y no tenía ni idea a lo que me enfrentaba; y he de decir que no fue fácil la adaptación, ni mucho menos. Pero desde aquí animo a cualquier persona que tenga la inquietud y que todavía no se haya puesto a ello, que se deje el miedo a un lado y que vaya poco a poco, pero sin pausa.

En estos cinco meses han pasado muchas cosas y he aprendido lo suficiente como para saber que lo que en su día me parecía algo muy difícil ahora me parece de lo más simple (aunque no tanto como crear una tetera); pero no por ello he de dejar de mostrarlo con orgullo y por eso lo he puesto como imagen en esta entrada, ya que toda piedra hace camino y nadie nace enseñado.

No puedo evitar mencionar a la escuela PrimerFrame, donde ahora mismo estoy estudiando, dado que gracias a ellos he despegado en el mundo del 3D, lo que ha hecho que después de mucho tiempo sin lanzar mi “voz a la red” me anime a crear esta página y a echar un cable a la gente de este mundillo: ya sea con estos tostones de entradas, con algún consejo o con cualquier otra cosa que esté a mi alcance.

Sin más dilación, doy por inaugurada esta web. El destino, la suerte o el pulpo Paul dirán si en un futuro se unen más personas a esta página o pasa desapercibida como tantas otras; por mi parte, solo puedo agradecer que hayas leído hasta el último punto de esta entrada.
Siguiente
Entrada más reciente
Anterior
Esta es la última entrada.

1 comentarios :

  1. Quique, mola mucho, adelante con el proyecto, yo siempre que tenga un ratillo me pasaré por aquí.

    ResponderEliminar